Trump anuncia una baja histórica de impuestos a un día de recibir a Macri

0
22

Trump anuncia una baja histórica de impuestos a un día de recibir a Macri

LPO Promete bajar los impuestos a las empresas al 15%, reducir las cargas sucesorias y simplificar el régimen tributario.

El presidente de los Estados Unidos apuró el anuncio de una baja de los impuestos a las empresas el mismo día en que Mauricio Macri llegaba a su país a reunirse con empresarios del petróleo en Houston en busca de inversiones para Vaca Muerta.

La información en esta página no podrá ser usada para envíos de email no solicitados y no podrán ser vendidos a un terceros.

De acuerdo a la prensa estadounidense, llamó la atención que el documento enviado al Capitolio no haya sido un proyecto de ley ni un borrador, sino un punteo de los impuestos que le gustaría reformar y los lineamientos principales para la discusión, pero dejó muchas dudas por la escasez de detalles claves.

En especial, el documento destacó una simplificación del impuesto a los ingresos personales con alícuotas de 10%, 25% y 35% dependiendo de las rentas individuales, aunque no señaló las escalas para el tributo con la finalidad de recaudar billones de dólares de ganancias empresarias en el exterior.

Casualidad a no, la medida fue hecha pública a la vez que Macri que buscaba convencer a empresarios de venir a invertir en Vaca Muerta. La baja de los impuestos para las empresas parece ser la modificación que asesores le recomendaron a Trump sobre la propuesta de campaña de poner un impuesto a las empresas que invirtieran en el extranjero y luego quisieran venderle a Estados Unidos. De aprobarse, esta normativa redefinirá las regalas de juego de la inversión mundial.

La medida fue hecha pública a la vez que Macri que buscaba convencer a empresarios de venir a invertir en Vaca Muerta. De aprobarse, esta reforma tributaria redefinirá las regalas de juego de la inversión mundial.

Y aunque este impuesto no está contemplado en esta primera propuesta, los funcionarios no descartaron agregarlo en una siguiente instancia. Con esta baja esperan fomentar la repatriación de capitales y ponerle fin al drenaje de inversiones de empresas estadounidenses a economías emergentes.

Otro de los puntos relevantes de la reforma es la reducción del impuesto mínimo alternativo y el impuesto a las sucesiones, que actualmente recaudan miles de millones de dólares al año entre los contribuyentes más adinerados.

A su vez, la Casa Blanca propuso una “feriado tributario” por única vez para la repatriación de billones de dólares que inversores estadounidenses tienen en el resto del mundo. Y aunque no se especificó una tasa para esta suerte de blanqueo, los funcionarios aseguraron que no se fijó porque será negociada en el Congreso. Lo que sí sostuvieron fue que esta repatriación hará subir la inversión y el empleo.

“Esperamos que miles de millones de dólares volverán del extranjero y serán reinvertidos aquí en los Estados Unidos, en bienes de capital y la creación de puestos de trabajo, dijo Mnuchin.

Según el Washington Post, los cinco puntos que resaltan en esta iniciativa de reforma tributaria son una mayor reducción de impuestos para la clase media respecto de lo anunciado en campaña, y un recorte también mayor para los más adinerados ya que, de acuerdo con la proyección Centro de Política Tributaria, el 51% de los beneficios del plan de Trump acrecentará la riqueza del 1% más rico de los contribuyentes.

El tercer punto es que el plan de Trump se basa en la convicción republicana de que basta con reducir impuestos para ampliar el ingreso disponible de los contribuyentes y así dinamizar la economía. Esta creencia desoye las advertencias de otros políticos -mismo al interior del Partido Republicano- que una baja de la recaudación de la magnitud que podría generar este recorte es suficiente para incrementar el déficit fiscal a niveles riesgosos para la estabilidad económica.

Con 52 bancas de las 60 que necesitan para que esta reforma del Código Tributario sea aprobada en el Senado, Trump amenaza con el ‘procedimiento de reconciliación’ si los demócratas no lo acompañan.

Además, en este proyecto brillan por su ausencia las pautas para los impuestos al comercio exterior y se desentiende de las repercusiones que esta política pueda tener en el resto del mundo, que podría responder a las subas de impuestos para las importaciones encareciendo las exportaciones con impuestos recíprocos.

Y finalmente, pero no menos importante, el agujero legal que supone un impuesto del 35% para las personas y uno del 15% para las empresas cuando las personas podrían presentarse como empresas unipersonales ante la ley, por lo que esto supondría una merma de los ingresos nacionales por $2,6 billones de dólares en el lapso de 20 años.

Con 52 bancas de las 60 que necesitan para que esta reforma del Código Tributario sea aprobada en el Senado, Trump espera que los demócratas lo respalden. De lo contrario, no podrá convertirlo en ley, pero apelará al “procedimiento de reconciliación” que permite su aplicación con solo la mayoría simple.

“Esto es lo importante para poner en marcha la economía estadounidense. Por eso espero que no obstaculicen. Y espero ver a muchos demócratas pasarse de lado y apoyar esto. Habiendo dicho eso, si no lo hacen, estamos preparados para encarar el proceso de reconciliación” amenazó Mnuchin.