¿Se puede ser bisexual y boxeador a la vez?

0
94

Emile Alphonse Griffith nació un 3 de febrero de 1938 en el puerto de Charlotte Amalie, en la isla de Saint Thomas, una de las Islas Vírgenes, verdadero paraíso del Caribe.

Emile era un humilde muchacho afroamericano, que trabajaba en una fábrica de sombreros. Un verano, pidió al dueño del establecimiento, un ex boxeador amateur, trabajar sin camisa, debido al intenso calor. Cuando éste vio la complexión muscular de Griffith, lo instó a practicar boxeo. Luego de un año, y confiando ciegamente en las condiciones del joven, lo envía a EE UU para que lo entrene Gil Clancy, mítico entrenador de Mohammad Alí, George Foreman y Joe Frazier, entre otros.

El 1 de abril de 1961, Emile Griffith, de 23 años gana el título mundial de la categoría Welter al derrotar por KO en el 13° round al cubano Benny “Kid” Paret, en pelea desarrollada en Miami Beach. El 30 de septiembre del mismo año, otorga la revancha al cubano en el Madison Square Garden, y cae derrotado por puntos en decisión dividida de los jueces.

El 24 de marzo de 1962 ambos púgiles deben enfrentarse nuevamente en el coliseo de New York, y durante el pesaje se producen escaramuzas entre ambos contendientes. Muchos escucharon que Paret le gritó a Griffith “maricón” -así, en castellano- e inmediatamente el de las Islas Vírgenes se abalanzó sobre el Kid intentando adelantar el combate.

La pelea fue pareja, hasta que en el sexto round Kid Paret casi noquea a Griffith con una andanada de golpes, pero este es salvado por la campana.

Llegó el duodécimo round y Griffith acorrala al cubano contra las cuerdas, y le propina una de las palizas más brutales que recuerda la historia del boxeo. Benny Paret recibe…i29 golpes!, en menos de un minuto. Ver el video:  https://www.youtube.com/watch?v=7CwK-8V5nnU,  es estremecedor y no apto para impresionables. Cuando Griffith para de pegarle, el Kid ya estaba inconsciente, colgando de las cuerdas del ring. El hombre nacido en Santa Clara es trasladado al Roosevelt Hospital, donde el 3 de abril fallece como consecuencia de los golpes recibidos.

El 6 de abril la revista “El Gráfico” publica una nota editorial de su director, Dante Panzeri donde lisa y llanamente exige la prohibición del boxeo, a través de una ley que propone sea llamada “Ley Paret”.

Emile Griffith nunca volvió a ser el mismo. “mido los golpes en cada pelea, porque no toleraría matar a otro hombre”, dijo a la prensa.

En una de sus defensas del título vence al argentino Jorge “El Toro de Pompeya” Fernández. Y ya en la categoría Medianos protagoniza recordados duelos con el italiano Nino Benvenutti, ganando uno y perdiendo dos. En 1971 y 1973 reta al santafesino Carlos Monzón, perdiendo en ambas oportunidades.

Se retira el 30 de julio de 1977, tras ser derrotado por el inglés Alan Minter.

En 1992, vuelve a ser noticia al ser golpeado salvajemente al salir de un bar gay, en un aparente ataque homofóbico. Estuvo cuatro meses internado, y al salir, admite por primera vez ser bisexual, lo que era un secreto a voces en el ambiente del box. “Me gustan por igual los hombres y las mujeres. Pero no me gustan las palabras gay, homosexual o maricón, porque en realidad, no sé lo que soy”. Respecto a la fatídica pelea con Benny Paret, sostuvo “nunca volví a ser el mismo después de aquella pelea. Sólo hacía lo suficiente para ganar. Usaba el jab todo el tiempo, no quería lastimar a mi rival. Pensé seriamente en retirarme, pero no sabía hacer otra cosa además de pelear”.

Emile Alphonse Griffith murió en Hempstead, un suburbio de New York el 23 de julio de 2013.

“Sigo pensando qué extraña es la vida. Maté a un hombre y la mayoría de la gente lo entiende y me perdona. Sin embargo, amo a un hombre y para mucha gente éste es un pecado imperdonable, que inmediatamente me convierte en una mala persona “, reflexionó en su biografía “ Nine, Ten and Out”, escrita por el periodista Ron Ross.