Qué debates están dando las cooperativas sociales

0
9

Qué debates están dando las cooperativas sociales

23844844_1603229963074201_607094094355389313_n
Entre el 16 y el 18 de noviembre pasado se realizaron el Encuentro Latinoamericano Cooperación Social y Empresa Social y el II Encuentro Nacional de Empresas Sociales en Salud Mental. Se está trabajando un documento del segundo y se programó una próxima reunión latinoamericana para 2019, con espacios regionales previos durante 2018.
COMPARTÍ ESTA NOTA

(Ansol).- El fin de semana pasado se realizaron los nacinoal y latinoamericano de Cooperación Social y de Empresas sociales de Salud Mental en la Universidad de Quilmes (UNQui) con el compromiso de componer una red de cooperativas sociales, un actor que permita salvar obstáculos, resolver necesidades jurídicas, vinculares, de comercialización, que retome y ponga en valor las experiencias que hay en el país, en latinoamérica y en Europa de cooperación social, que ofrecen un bien o servicio para satisfacer una necesidad del mercado y de personas en estado de vulnerabilidad o que no tienen acceso a un derecho básico como salud, trabajo y educación.

Estuvieron presentes representantes de las universidades de Tresd e Febrero, Chubut, Litoral, Buenos Aires, y experiencias de Chubut, Córdoba, Santa Fe, Chaco, Mar del Plata, Río Negro; también de Ecuador, Uruguay, Chile, Brasil y Guatemala; así como Pablo Caggiano, presidente de una cooperativa social en Italia.

“El enfoque de derechos nos permite pensar soluciones desde la economía social. Más allá de tener alguna vulnerabilidad, no tienen acceso a derechos como el cuidado, a ser asistido, a insertarse en el mundo del trabajo”, contó Alberta Bottini, de la Incubadora Universitaria en Economía Social y Solidaria de la UNQui.

El presidente de Fedecaba, Hugo Cabrera, resaltó la necesidad de la unidad y propuso en la Red de Federaciones y Asociativismo y Economía Social y Solidaria, que coordinaron Mariana Pacheco y Dalila Sansón, que el conjunto del cooperativismo incluya a las personas con discapacidad psicosocial, tanto en las cooperativas como en las organizaciones de segundo y tercer grado.

23659424_1603240723073125_6475222896592234139_n

Los debates

“Algunas personas salen de las cárceles y no tienen nada, perdieron su derecho, por ejemplo. La salud mental fue uno de los ámbitos más debatidos. No tiene que ver con empastillar a una persona para que esté tranquila.
Hay espacios socioproductivos que nacen en instituciones sociosanitarias y pueden ser la respuesta”, contó a Ansol Bottini.
La historia de La Huella es paradigmática en este sentido: usuarios de salud mental se asocian a la cooperativa tienen acceso a derecho digno y además reciclan muebles y hacen nuevos objetos con nuevas tecnologías e innovación.
“Muchas veces se les dan trabajo rutinarios para que estén ocupados, pero La Huella logró una inserción laboral plena. Proyectan, crean, toman decisiones”, opinó.
La legislación
Para Bottini, la diversidad de experiencias que existen a lo largo y ancho del país amerita una legislación que pueda amparar a “este actor tan diferente y variado”, por lo que detalló: “Algunas experiencias no van a ser autónomas, que tendrán vocación de terapia ocupacional. Otras sí se proyectarán en el mercado. Necesitamos que la ley nos abarque a todos: que la matrícula de una cooperativa no tarde un año y medio, que puedan gestionar un quiosco en un hospital, que puedan tener acceso a licitaciones del Estado”.
Talleres protegidos
Los tres días de encuentro sirvieron también para pensar cómo avanzar en que los talleres protegidos se introduzcan en el marco de la economía social y aumenten su productividad aumente. “Necesitamos que los dispositivos que necesitamos en la comunidad y el emprendimiento o cooperativa social tengan profesionales dispuestos 100 por ciento a ellos”, ejemplificó Merlina Martínez, docente de la Tecnicatura Universitaria en Economía Social y Solidaria e integrante de Crees+Icotea.
23755480_1603229703074227_3724061373863488241_n
Cuidado
Otro debate pasó por las políticas de economía del cuidado, sobre el cual Bottini aseguró: “Las sociedades modernas pasamos por una crisis del cuidado de niños y adultos mayores. La economía social lo puede satisfacer y puede organizar a personas que están trabajando de manera individual y precarizada. En Mar del Plata organizaron una cooperativa de 120 personas. En Chaco son 50. A partir del curso se dieron cuenta de que pueden trabajar mejor, organizar sus horarios, decidir cuánto invertir en la cooperativa y de puesta en valor de su trabajo”.
Merlina Martínez agregó: “La perspectiva latinoamericana viene a dar herramientas a partir de experiencias similares en Uruguay, por ejemplo. Las compañeras de Guatemala están con muchas dificultades para visibilizar el rol de la mujer y el trabajo que ellas hacen. En Ecuador ya cuentan con un dispositivo legal, entonces es más fácil el desarrollo de esta economía”.
Cooperativismo y acceso a derechos
“Las cooperativas de trabajo pueden incorporar personas que se encuentren en una situación de vulnerabilidad. Yo estoy convencida de que es necesaria la mezcla. Una cooperativa con 100 por ciento de personas con discapacidad tendrá dificultades para funcionar. Necesita el apoyo de otra persona. Una cooperativa que accede a gestionar un restaurante en un hospital necesita de un cocinero. Esto peude ser una solución al debate sobre la inclusión. Inclusión hay cuando no se la coloca en un gueto, sino cuando está en el marco del conjunto de la sociedad”, opinó Bottini, y concluyó: “Hace falta pensar al mercado de la economía social. Nosotros también tenemos que consumir nuestros bienes y serivcios”.

Cómo sigue

Debido a la complejidad de los actores y las procedencias, los tres días no alcanzaron para dar todos los debates y se acordó tanto que salga un documento nacional argentino como asumir la necesidad de seguir trabajando uno latinoamericano, de cara a un próximo encuentro en 2019, cuando las cooperativas sociales se reunirán en Brasil.

23844844_1603229963074201_607094094355389313_n

Mientras tanto, la cooperativa de Cuidadadores Domiciliarios trabaja para realizar un preencuentro en su sede social en abril próximo.

En ese marco, también la UNQui firmó un convenio marco de cooperación con la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular.

23659303_1603229593074238_3460440901597020254_n

Esteban “Gringo” Castro, secretario General de la Ctep y Rodolfo Pastore, de la Universidad de Quilmes