Policlínico Eva Perón: sin estufas, paredes rajadas, y red eléctrica al límite

0
41

Policlínico Eva Perón: sin estufas, paredes rajadas, y red eléctrica al límite

Los trabajadores del Hospital Escuela Eva Perón de Granadero Baigorria denunciaron la falta de presupuesto para la reparación de algunos sectores del efector y la modificación del tendido de red eléctrica, que se encuentra deteriorado e impide enchufar las estufas que poseen para calefaccionar. Son calefactores eléctricos porque, aclaran, el establecimiento no posee conexión a la red de gas natural.

“El tendido eléctrico en el Hospital no es tan fuerte, se recalienta y hace saltar la llave térmica, por eso nos están pidiendo que se utilicen estufas nada más que en la sala de internación, donde están los pacientes”, explicó Palmira,  enfermera del HEEP, en diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9.

Circular enviada por el director del hospital.

Este jueves, los enfermeros y médicos del efector provincial recibieron una circular interna: “Se comunica a todo el personal que se deberá restringir el uso de artefactos de calefacción, priorizando su uso siempre a áreas de atención a pacientes, debido que el excesivo uso eléctrico provoca el corte energético en diversos servicios esenciales”, indica la comunicación.

“El Ministerio de Salud tiene que mandar la partida de dinero para mejorar la red eléctrica y la situación edilicia del hospital”, remarcó la profesional y agregó: “Nos dejan en el último eslabón de la cadena porque esto es Baigorria y no Rosario”.

En cuanto a los reclamos ante las autoridades del establecimiento, Palmira manifestó que el director Ariel González ha enviado varios pedidos a las autoridades provinciales pero no obtuvo muchas respuestas. “El director manda pedidos pero no le dan las partidas”, señaló.

“No tenemos gas, y en la parte edilicia recién ahora, después de una movida mediática que hicimos, nos van a poner unos containers en el predio para trasladar el Centro (de Atención Familiar) ahí hasta que se haga la edificación del nuevo CAF”, señaló la enfermera.

El Centro de Atención Familiar del HEEP, donde se atienden y vacunan niños de 0 a 14 años, presenta desde hace tiempo graves falencias edilicias, que se visibilizan con grietas en paredes y techo. El director del establecimiento, para evitar una tragedia, colocó maderas como para restringir la zona a la circulación y apuntalar las paredes averiadas.

“Los consultorios están en el medio del campo, en un chalet, y el vidrio transmite mucho frío. Por más que haya movimiento, acá hace frío”, enfatizó Palmira y volvió a insistir: “El Ministerio de Salud hace caso omiso al predio del hospital de Baigorria”.

ESCRITA POR:REDACCIÓN ROSARIO PLUS