Menem juguetea en la interna peronista: “Pichetto presidente”

0
14
 EL EXJEFE DE ESTADO PRESENTÓ AYER SU AUTOBIOGRAFÍA EN EL SENADO
“Si él se lo mete en el alma y el cuerpo, no tengo ninguna duda”, lanzó el riojano, quien estuvo acompañado por el jefe de bloque justicialista en la Cámara alta, familiares y exfuncionarios de sus gestiones al frente del poder central.
Lanzamiento. Carlos Menem presentó ayer en el Senado su autobiografía junto a Miguel Pichetto.

Lanzamiento. Carlos Menem presentó ayer en el Senado su autobiografía junto a Miguel Pichetto.

Por MARIANO CASAL – Carlos Menem volvió a hacer de las suyas. Al riojano no lo inmutó la confirmación del procesamiento en la causa por la voladura de la fábrica militar de Río Tercero: el legislador presentó ayer en el Congreso su autobiografía “Mi vida y mi historia política” y masajeó la despelotada interna justicialista al apuntalar al jefe del bloque justicialista en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, como su candidato para las elecciones presidenciales del año próximo.

“A la gente que quiere llegar a algo le pido que insista, ya que lo peor que puede ocurrirle a uno es rendirse. El senador Pichetto viene de un pueblo pequeño, ha triunfado y va a seguir triunfando, es un hombre joven que ha incursionado y sigue en el mundo de la política y conoce cuáles son las necesidades de nuestro pueblo. Si él se lo mete en el alma y el cuerpo, va a llegar a la presidencia de la Nación, no tengo ninguna duda”, disparó Menem delante de familiares, exfuncionarios de sus gestiones al frente del poder central y también del legislador rionegrino, quien estuvo a su lado durante la presentación del libro.

El exjefe de Estado también señaló que espera “que el próximo presidente surja de ustedes” y agregó: “Pero yo confío aquí en este gran amigo -en referencia a Pichetto-, un hombre del interior, presidente desde hace varios años y que ejerce su función en forma trascendente e inteligente. Pese a la diferencia de edad aprendí mucho de él y la vida no es para morir, sino para aprender, ya que el que deja de aprender se muere intelectualmente y eso no es posible. Querido senador (…) sé que va a seguir triunfando para usted y su familia, pero fundamentalmente para nuestra querida Argentina”.

Por su parte, el jerarca senatorial del justicialismo no se quedó atrás y activó un tsunami de elogios hacia el expresidente. “Menem, en toda su historia política, ha tenido una alta sensibilidad humana, luchó con convicciones y visión y era un político. Él inventó todo: la política de comunicación en televisión, en medios, en revistas, todo eso lo desarrolló él cuando proyectó su aspiración de ser presidente de los argentinos”, lanzó el rionegrino. Además, recordó que en una visita en plena campaña le dijo, tras consultarte si le preocupaba un tema: “Mirá chango, lo importante es que hablen, Mal o bien, pero que hablen”.

Pichetto también apuntó hacia el panorama que enfrenta Menem. En esa línea, advirtió: “Este libro es una parte de la historia reciente contada por el protagonista, quien sufrió muchas veces la injusticia de no ser reconocido y haber sufrido la cárcel cinco años durante la dictadura, o de ir preso injustamente en proceso democrático y soportar causas judiciales después de muchos años”.

Luego, el jefe del bloque PJ en el Senado recibió aplausos -algo que en esa cámara no se permite por tradición- cuando resaltó que “la Argentina va a cambiar cuando en un acto patrio se pueda invitar a todos los expresidentes y ellos puedan compartirlo con el Presidente (…) y cuando la mecánica judicial deje de analizar temas que son simples actos de gobierno”.

Tras ello, Pichetto mencionó a “pueblos con desarrollos inteligentes del sistema democrático como Francia y los Estados Unidos”. Sobre el primero, explicó: “La modificación de su Constitución en 2008 marca que el presidente nunca puede ser llevado a proceso judicial por sus actos de gobierno a excepción de traición a la patria o delitos relacionados con genocidios, que son materia de la Corte Penal Internacional. Tenemos que empezar a mirar la realidad argentina y ver que hay una gran complejidad de creer que la historia que comienza siempre es la nueva”.

Por último, ambos recordaron la llegada anticipada al poder del menemismo, en 1989. Pichetto fue más gráfico: “La Argentina se empapelaba con la plata, todo volaba por el aire y no había reservas pero ahí funcionó la política, más allá de que algunos no crean en ella. El general -Juan Domingo- Perón siempre dijo que la política es un arte complejo, pero en ese momento pudimos salir adelante con un acuerdo que se hizo con el viejo radicalismo, que derivó en las reformas del Estado y la económica”. En el fondo del salón Arturo Illia aparecía sonriente y emocionado al percusionista del bombo Carlos Pascual Tula.