Macri viene a Rosario… ¿pasa por Santa Fe?

0
23

El análisis de Darío H. Schueri desde Santa Fe

En lenguaje automovilístico, las PASO del 13 de agosto vendrían a ser algo así como las pruebas de clasificaciones o tanques llenos previo a la carrera principal del domingo 22 de octubre. Algunos quedarán definitivamente en boxes, y otros sabrán el 13 de agosto en qué lugar de la grilla largarán el 22 de octubre.

El primer paso formal fue la presentación de listas el viernes pasado ante las juntas electorales partidarias; el sábado 17 vence el plazo para las adhesiones y solicitud de oficialización de listas ante la Secretaría Electoral de la Provincia.

A partir de este lunes 12 se podrán cuestionar ante el Tribunal Electoral Provincial cómo se armaron las listas y a las personas que las integran. Por lo pronto, el Tribunal Electoral Provincial rechazó a la Alianza Cambiemos encabezada por Partido PAIS; Mario Deschi apelará ante la Corte esta semana y lo más probable es que la Corte no acepte el recurso y quede firme Cambiemos para el PRO. En Rosario, La UCR como partido impugnó Alianza Cambiemos por no incluir a la UCR; el TEPS también la rechazó.

El 14 de julio dará comienzo la campaña electoral; disposición que – no seríamos argentinos sino-  muchos ya están violando. Finalmente, el 13 de agosto se correrá la clasificación para las generales del 22 de octubre.

El Partido Socialista anunciará este sábado que los funcionarios que hoy revisten en gobiernos, otrora del FPCyS devenidos ahora en Cambiemos, deberán presentar sus renuncias. El socialismo no cree que deban formar parte de estructuras con los que confrontarán. Exactamente lo que Antonio Bonfatti le pidió elípticamente a Corral: que retire del gabinete de Lifschitz los Ministros (Schneider y Matoso) que responden a Cambiemos.

Como suele ocurrir cada vez que hay cierre de listas, pululan las sorpresas y estupores, pero pocas veces como ocurriera en esta capital, donde el actual Senador del FPCyS Emilio Jatón competirá por una de las ocho concejalías en juego, encarnizando una disputa épica contra el intendente José Corral, quien llevará como pupilo a Carlos Pereira, actual secretario general de la Municipalidad de Santa Fe.

Hace dos años el periodista Jatón se había convertido en el Azote Divino contra Corral al desplazar de la senaduría a Hugo Marcucci, un hombre del riñón del Grupo Universidad. Los socialistas y sus aliados radiales NEO (el diputado provincial Jorge Henn juega con una candidata en ésa lista) van por la doble hazaña.

En Rosario, el PRO también despertó asombros con las candidaturas a concejal de dos diputados: Anita Martínez (nacional) y Roy López Molina (provincial) para disputar algunas de las 13 bancas en juego en el Concejo Municipal. Martínez y Molinas, igual que Jatón en esta capital, van por las intendencias en el 2019.

Lo cierto es que el FPCyS está en una etapa de cambio de escamas con la ida de los radicales que orgánicamente responden a Cambiemos, encabezados por el titular del Comité nacional e intendente de Santa Fe José Corral, a quien Miguel Lifschitz decidió no sólo no respetarle- políticamente-  más el territorio, sino marchar rumbo a su conquista en el 2019.

En Agosto y Octubre comenzará la Operación Puente Colgante. En Rosario cuidará del bastión un aliado: Pablo Javkyn de la Coalición Cívica. Del resto de la Provincia se ocupan sus socios radicales NEO, que junto a otros socialistas presentaron 408 listas en 312 localidades.

Anoticiado de que el socialismo y sus aliados los radicales NEO iban por sus barbas con Jatón, Corral se lo contó al Ministro del Interior Rogelio Frigerio el jueves cuando arribó a esta capital para la inauguración de la muestra Tecnópolis Federal. En su discurso inaugural Frigerio le arrojó el guante en el rostro al convaleciente (se moviliza asistido por dos muletas) Gobernador Lifschitz, al espetarle en la cara que Cambiemos quiere gobernar la mayor parte de las Provincias en el 2019 “y Santa Fe no será la excepción”. Otro detalle electoral: Corral sentó en la mesa cabecera junto a Frigerio, el Ministro de medios y contenidos públicos Hernán Lombardi y otras autoridades, al candidato a diputado nacional por Santa Fe de Cambiemos Albor Cantard.

El 24 de junio expira el plazo para la presentación de listas a diputados nacionales y termina la edición santafesina de Tecnópolis; Frigerio anunció que el Presidente Macri le comunicó que “se hará un lugar en la agenda” para visitarla. El 20 de junio el Presidente estará en Rosario en el acto por el Día de la Bandera. No estaría nada mal clavar un doblete santafesino.

Los radicales suspendieron el llamado a una nueva Convención, toda vez que se acordó que nadie impugnaría al FPCyS para la contienda nacional. En ese sentido, el titular de la bancada socialista de diputado Rubén Galassi hizo notar que “reafirmamos el acuerdo con NEO convencidos que el futuro del Frente depende fundamentalmente del PS y este sector radical, nosotros valoramos muchísimo el rol de Maximiliano Pullaro,  Carlos Fascendini y Felipe Michlig”.

Ricardo Olivera está chocho: el peronismo cobijó bajo su generoso Frente Justicialista a todos los hombres y mujeres de buena voluntad (cívica) con vocación de servicio  ciudadano. Salvo aquellos que básicamente en las grandes ciudades se unieron bajo el paraguas del Frente Renovador (con su alianza macro 1Pais) de Sergio Massa donde, para no desentonar con la esquizofrenia que se apoderó de los partidos políticos, también hay radicales, caso Rosario.

Este cierre provincial es el partido de reserva de la disputa federal que anotará candidatos el sábado 24. Las declinaciones de José Corral y Antonio Bonfatti (por obvias razones tampoco estarán Omar Perotti y Miguel del Sel) daría para pensar que se juegan los clásicos con suplentes, pero sería desmerecer las figuras de Contigiani, Cantard y quien surja de la primaria peronista, quienes se calzarán las camisetas de grandes equipos que jugarán en serio por el campeonato; en el caso del PJ, buscando clasificar para el 2019.

Por último, Miguel Lifschitz deberá apelar, no solo a su proverbial paciencia, sino a la diplomacia política (en un año electoral) para encarar una cruzada provincial a los fines de que la nación se comprometa a devolverle el dinero retraído a la Provincia durante nueve años; algo así como 40 mil millones de pesos