Los siete interesados en quedarse con las estaciones de Shell

0
56

Los siete interesados en quedarse con las estaciones de Shell

Un holding extranjero presentó una oferta que superaría los u$s1.000 M. Sin embargo, hay varios inversores en carrera.

El holding Quiñenco -brazo inversor del grupo chileno Luksic– también se anotó para negociar la compra de la red de más de 600 estaciones de servicio que opera Shell en la Argentina, por las que presentó una oferta que superaría los u$s1.000 M.

El grupo liderado por el clan de origen croata, y que conduce Andrónico Luksic, “tiene en caja más de 680 millones de dólares (considerando efectivo, saldos en bancos, depósitos a plazo e inversiones en documentos con pactos de retroventa), según la Memoria 2016”.

Medios chilenos recordaron en las últimas horas que Shell vendió su negocio de combustibles en Chile al grupo en abril de 2011 y que la compañía anglo holandesa “planea concentrarse este mes en tres oferentes para sus activos petroleros en la Argentina después de recibir ocho ofertas”.

INTERESADOS

Otro candidato, a juzgar por los trascendidos, es el grupo Southern Cross, fondo inversor liderado por Norberto Morita -miembro del directorio de un conjunto de firmas en la región y socio de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y del Cippec (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento)- y por el chileno Raúl Sotomayor.

También habrían presentado ofertas las compañías Trafigura y Vitol, dos de las mayores empresas de comercialización de combustibles del mundo, junto con Raizen Combustiveis SA, firma operada de forma independiente entre Shell y la brasileña Cosan S.A.

La lista de interesadas incluiría además a PetroChina Co., el mayor explorador de petróleo y gas del gigante asiático, y a la argentina Pluspetrol S.A., mientras YPF desechó el ofrecimiento ante la imposibilidad de lograr la aprobación de la Comisión de Defensa de la Competencia, porque ya tiene más de 55 por ciento del mercado.

ACTIVOS

Shell puso en venta la refinería de Dock Sud, en el partido bonaerense de Avellaneda, la única que mantiene en Sudamérica, y la red de estaciones de servicio, después de una revisión estratégica y un plan de desinversión global para reducir su deuda después de la adquisición la petrolera británica BG Group plc.

Royal Dutch Shell trabaja con Credit Suisse Group AG en las escisiones en la Argentina, donde los activos de exploración y producción de petróleo y gas no están incluidos, ya que las inversiones en Vaca Muerta siguen siendo una prioridad.