La Argentina aprobó una variedad de alfalfa genéticamente modificada

0
15

La promovió INDEAR, presenta una reducción en el contenido de lignina y es tolerante a herbicidas.

La reducción del contenido de lignina brindará al productor una mayor flexibilidad en elegir el momento de cosecha de forraje, pudiendo extender el intervalo entre cortes manteniendo una buena digestibilidad.

La reducción del contenido de lignina brindará al productor una mayor flexibilidad en elegir el momento de cosecha de forraje, pudiendo extender el intervalo entre cortes manteniendo una buena digestibilidad.

“De esta forma, el productor agropecuario que opte por la utilización de este cultivo biotecnológico podrá incorporar una herramienta para el control, en etapas tempranas del ciclo productivo, de malezas que reducen el rendimiento, la calidad y el valor comercial del forraje. La reducción del contenido de lignina, por otra parte, brindará al productor una mayor flexibilidad en elegir el momento de cosecha de forraje, pudiendo extender el intervalo entre cortes manteniendo una buena digestibilidad”, explicaron desde el Ministerio de Agroindustria.

La alfalfa es un elemento fundamental en la producción de carne y leche.

La alfalfa es un elemento fundamental en la producción de carne y leche.

En este sentido, el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andres Murchison, destacó que “la biotecnología moderna está disponible ahora para un nuevo cultivo en la Argentina, y además de beneficiar a los agricultores por la simplificación de manejo que les ofrece, beneficiará también en forma sistémica a la producción ganadera y lechera nacional al optimizar la producción y calidad de la biomasa obtenida de la alfalfa, que es uno de sus principales insumos”, al emitir la autorización correspondiente.

Mirá también

Cómo es el plan santafesino para producir más terneros

“Cabe recordar que en las evaluaciones previas a la autorización de la cartera agroindustrial nacional, intervienen la Comisión Nacional Asesora en Biotecnología Agropecuaria (CONABIA) – Centro de Referencia de la FAO en Biotecnología Moderna , el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Instituto Nacional de Semillas (INASE) y la Subsecretaría de Mercados Agroindustriales, además de realizarse un llamado a comentarios del público, lo que permite cubrir la bioseguridad, la inocuidad, el control del comercio de semillas y el impacto productivo-comercial de estos productos biotecnológicos”, detallaron desde Agroindustria en un comunicado.