Cómo pagar con el móvil (y evitar riesgos)

0
23

 


Abonar las compras desde el smartphone tiene unas cuantas ventajas, pero es necesario tomar algunas precauciones

Por LIDIA BAÑOS, SOPHIADIGITAL – Imagen: rawpixel – El móvil nació como un aparato para realizar llamadas, pero hoy en día es un dispositivo multitarea al que dedicamos una media de 170 minutos al día, según el informe ‘How People Use Their Devices’ elaborado por Google. Con él escribimos mensajes, colgamos imágenes en nuestras redes sociales, seguimos una dieta equilibrada a través de apps y, por supuesto, lo utilizamos como método de pago. En este artículo abordamos esta última cuestión. Veremos cuáles son los hábitos de los españoles en cuanto al pago online, qué métodos al respecto existen y qué se necesita para abonar las compras con el móvil, además de qué prácticas es mejor evitar para hacerlo sin riesgos.

En España, un 77 % de la población ha comprado alguna vez desde su teléfono móvil o tableta, según datos del ‘Estudio Mobile Marketing 2017’ de nPeople e IAB Spain. ¿La principal razón? La facilidad y comodidad que aportan estos dispositivos para el 80 % de los encuestados. “Un 80 % de los españoles comprando a través de móvil puede resultar excesivo, si no tenemos en cuenta que adquirimos a través del móvil sin ser conscientes: cuando pagamos por una canción, libro o aplicación a través de iTunes, cuando pedimos un taxi a través cualquier app como MyTaxi, pedimos comida o pagamos el tique del parking de nuestra ciudad, sostiene David Sánchez, CEO de la consultora nPeople. “Y esto no es más que el comienzo: basta dar una vuelta por cualquier ciudad china, donde el móvil, además, es el principal medio de pago, desbancando al efectivo y las tarjetas”, añade.
Cómo pagar con el móvil

La compra online cada vez está más consolidada en nuestro país, de la misma forma que también están adquiriendo más popularidad métodos de pago novedosos como lo es a través del móvil. Este tipo de abono comprende todas las transacciones financieras realizadas mediante smartphones, entre las que se distinguen sobre todo tres modelos: las transferencias de dinero entre distintos usuarios; el denominado m-commerce o comercio electrónico móvil, es decir, la compra y venta de bienes a través de estos dispositivos; y el pago a través del smartphone en el punto de venta.

El pago con el móvil está despertando gran interés entre los usuarios. Pero ¿qué hay que hacer para poder utilizarlo como canal de pago?

1. Tecnología NFC

No hay que tener un móvil especial para comenzar a hacer abonos a través de él, pero sí hay un requisito importante que el dispositivo debe cumplir: nuestro teléfono debe integrar la tecnología NFC (Near Field Comunication). Esta tecnología inalámbrica permite interactuar con otros dispositivos situados a unos 10 o 15 centímetros, en este caso, para gestionar los pagos. La mayoría de los móviles actuales cuentan con esta tecnología, pero, en caso de no ser así, existen pegatinas adhesivas con ella.
2. App especial

Pero no solo basta con disponer de la tecnología adecuada. Otra condición fundamental es instalar una aplicación móvil diseñada para habilitar los pagos. En este sentido, las opciones son muy variadas. Por ejemplo, las principales entidades bancarias cuentan con apps propias para facilitar los pagos de sus clientes. De la misma forma, otras aplicaciones muy extendidas son Apple Pay, Google Pay (antes llamado Android Play) y Samsung Pay.
3. Datáfono adaptado

Por último, es imprescindible tener un datáfono adaptado al pago móvil o que el establecimiento donde llevemos a cabo la operación esté en posesión de uno.

Imagen: Jonas Leupe

En definitiva, el teléfono se ha posicionado como un dispositivo crucial, pero ya no solo como canal de pago, sino como prescriptor del proceso de compra. De hecho, para el 38 % de los usuarios resulta decisivo en la fase de búsqueda de información de productos y servicios, según el ‘Estudio Mobile Marketing 2017’. En palabras del CEO de nPeople, “el móvil es el canal de compra perfecto: aúna toda la información sobre productos y servicios a través de webs y buscadores, cuenta con la posibilidad del boca-oreja inmediato a través de WhatsApp, el acto de compra se realiza en menos de 15 segundos y el dispositivo móvil funciona como tarjeta de crédito o dinero en efectivo ¿Puede existir una forma más perfecta de comprar?”.
4 consejos para pagar con el móvil sin riesgos

La tecnología es una de las más importantes palancas de cambio. El mundo se transforma a un ritmo vertiginoso y el desarrollo de los dispositivos móviles ha tenido mucho que ver. En las compras de bienes y servicios, el pago móvil conlleva múltiples ventajas, resumidas sobre todo en una mayor rapidez y comodidad en las transacciones. Sin embargo, a veces nuestra seguridad puede verse comprometida, si no se llevan a cabo las prácticas adecuadas. Estos son algunos consejos para abonar a través del smartphone sin caer en riesgos:

1. Contraseñas seguras

Tanto en el pago móvil como en cualquier otra operación, las contraseñas juegan un papel esencial. Por ello, al elegir la clave del sistema de abono del smartphone, hay que tratar de escoger contraseñas seguras que combinen distintos tipos de caracteres: mayúsculas, minúsculas, números, signos de puntuación, etc. Así que, por mucho que quiera a su mascota o que su comida favorita sea la pizza, evite aludir a preferencias y aspectos personales de su vida en las claves.

2. Apps oficiales

Otro consejo muy importante que ha de tener en cuenta es que únicamente debe descargarse aplicaciones oficiales para realizar sus pagos. Si no es así, quizá exponga su smartphone a la entrada de virus o a que se filtre en la Red su información financiera.

3. Redes seguras

Internet y, concretamente, la tecnología wifi, han facilitado muchos aspectos de nuestra vida. Pagar desde nuestro móvil es uno de ellos y, por eso mismo, debe ser precavido y evitar realizar sus compras empleando redes wifi públicas, más peligrosas que las redes privadas y conocidas.

4. Atención a los robos

Por último, hay que ser muy cautelosos en situaciones de robo. Si alguna vez tiene la mala suerte de extraviar el smartphone o de sufrir un robo, no espere ni un segundo para llamar al banco o propietario de su aplicación de pagos para desactivarla. De esta forma, no será necesario borrar la cuenta y podrá ahorrarse posibles disgustos.