Cómo acelerar la conexión a Internet y el wifi de casa

0
10

Cómo acelerar la conexión a Internet y el wifi de casa

Si la conexión no da más de sí y el wifi no llega a todos los rincones, conviene revisar el router, instalar un repetidor de señal o aplicar trucos de software para aumentar la velocidad y mejorar la señal –  Por ELENA SANTOS

En los últimos años los avances tecnológicos han mejorado las conexiones a Internet. Según un informe de Akamai Technologies de septiembre de 2015, la velocidad media creció un 17% en el último año. En Europa, el país en cabeza es Suecia, con una velocidad media de conexión de 16 Mbps, mientras que en España se queda en 8,9 Mbps. Ahora bien, con una cantidad creciente de dispositivos con acceso a Internet (ordenadores, smartphones, tabletas o consolas de videojuegos), es necesario exprimir la conexión hasta el último megabit. En este artículo se proporcionan algunos consejos y trucos para aumentar la velocidad de la conexión a la Reden casa y también para mejorar la calidad de la señal wifi.

¿A qué velocidad debería ir la conexión?

Antes de lanzarse a cambiar nada, es importante comprobar si en la actualidad se disfruta de la velocidad de conexión que fue contratada en su día. Hay que tener en cuenta que, a menudo, las compañías proveedoras de conexión a Internet utilizan un lenguaje propio de técnicas de marketing, con expresiones como “máxima velocidad” (que en realidad no está diciendo a qué velocidad debería ir la conexión) o “hasta 20 MB”, que habla de un posible máximo, pero no de un mínimo garantizado.

Para ir sobre seguro, hay que leer con detalle el contrato de la conexión a la Red que se tiene en casa (sin olvidarse de la letra pequeña) y, luego, hacer una comprobación de velocidad en alguna de las páginas web que hay a tal efecto (la más conocida es SpeedTest.net).

También conviene saber la diferencia entre Mbps y MBps, que no son lo mismo. Ambos indican la velocidad de transferencia por segundo, pero el primero son “megabits” y el segundo, “megabytes”. Esa pequeña distinción puede llevar a confusión cuando se miran las condiciones del contrato con el proveedor de Internet.

Otro punto que hay que tener en cuenta es la distancia del domicilio con la central a la que se conecta físicamente el cable. Si dicho punto de conexión está lejos, es probable que nunca se pueda alcanzar el punto máximo de velocidad.

La importancia del router

El punto central de la conexión a la Red es el router, pues de él depende en cierta medida la velocidad y calidad de la conexión. Así que si no se logra alcanzar el mínimo que se tiene contratado, es el primer sitio donde hay que mirar.

Para empezar, si la conexión no va como debiera, no es mala idea resetearlo; de hecho, algunos expertos aconsejan incluso hacerlo con cierta regularidad. También es importante mantener el firmware actualizado y, por supuesto, proteger la conexión con las medidas de seguridad adecuadas (contraseña, cifrado…) para evitar que entren extraños que podrían disminuir la velocidad de conexión y hacer otras maldades.

Un punto importante relativo al router es que no hay que esconderlo. Si se coloca en un sitio central de la casa(y no oculto tras un mueble en un rincón), es posible mejorar la señal wifi.

En caso de usar ADSL, conviene revisar los filtros que se emplean en las tomas de teléfono y cambiarlos si se sospecha que pueden ser la causa de los problemas de conexión.

Por último, y si no se consigue arreglar de otra manera, quizás la solución definitiva sea comprar un router diferente del que ha facilitado el proveedor de Internet. TP-LINK, Asus, Linksus, Netgear y D-Link son las marcas más populares y con mejores opiniones de usuarios. Antes de elegir un modelo, es importante asegurarse de quees compatible con el tipo de conexión que se tiene en el hogar.

Repetidores y antenas para ampliar la señal wifi

A veces con cambiar el router no es suficiente, en especial cuando se trata de mejorar la señal wifi. Si la vivienda es muy grande y el router está en una habitación de un extremo por necesidad, lo más seguro es que a la zona opuesta apenas llegue señal. En esta situación, y también para los casos en los que se usen múltiples dispositivos conectados a la wifi a la vez, utilizar un dispositivo de repetición de señal puede ser una buena idea. Los hay de dos tipos:

  • Repetidor de señal estándar: se conecta a un enchufe, desde donde capta la señal wifi del router y la retransmite de nuevo pero con más potencia, en general expandiéndola en todas direcciones a su alrededor.
  • Repetidor de señal PLC: este aparato es similar al anterior, pero aprovecha la instalación eléctrica de la casa para retransmitir la señal wifi. Está indicado para hogares donde el modelo estándar no es suficiente, puesto que no alcanzaría la distancia necesaria (por ejemplo, si se tiene una vivienda con varios pisos o se quiere tener conexión en el jardín o la terraza).

Ambos modelos son muy fáciles de instalar: lo puede hacer uno mismo sin necesidad de llamar a un técnico.

Trucos de software para mejorar la conexión a Internet

Aumentar la velocidad de conexión a Internet no es solo cuestión de hardware. También con software se puede mejorar la calidad de la conexión a la Red.

Para empezar, igual que conviene actualizar el firmware del router, es fundamental mantener el sistema operativo actualizado con todos los parches de seguridad disponibles y el ordenador limpio de virus, adware y otros tipos de malware.

El navegador es otro punto importante: es recomendable tenerlo siempre actualizado y revisar extensiones y otros elementos que puedan estar causando interferencias.

También es recomendable comprobar que no haya software en el ordenador realizando tareas en segundo plano de las que no se sea consciente: clientes de descarga, juegos descargando un parche, fotos sincronizándose en la “nube”, aplicaciones actualizándose…

Además, es aconsejable revisar la configuración del software de seguridad (antivirus, firewall y otros) para asegurarse de que no haya alguna opción que afecte a la velocidad de conexión. De hecho, existen programas que permiten comprobar el uso que hacen las aplicaciones instaladas en el equipo de la conexión a Internet, como NetWorx o GlassWire. Con ellas es fácil detectar si un programa en concreto está ocupando demasiados recursos de conexión, y con ello entorpeciendo el empleo de Internet desde el resto de dispositivos de la vivienda.

  • Siga en Twitter a la autora del artículo, Elena Santos @chicageek.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here