0
45

Un Dakar especial para Stéphane Peterhansel

El año pasado, en la versión 39ª de la prueba, Loeb llevó su Peugeot al segundo puesto; el 40º Dakar será el último de la marca. Foto: AFP
El año pasado, en la versión 39ª de la prueba, Loeb llevó su Peugeot al segundo puesto; el 40º Dakar será el último de la marca. Foto: AFPEl piloto francés, trece veces ganador de la competencia más exigente, conducirá un Peugeot, marca que anunció su despedida; Nani Roma y el jeque Nasser Al Attiyah serán duros adversarios

La 40º edición del Dakar , además de tener un carácter especial por el aniversario de la competición, se vislumbra también histórica para Peugeot porque será la última del fabricante francés en la carrera más exigente del mundo. Su gran estrella volverá a ser Stéphane Peterhansel, quien en 2017 logró su 13ª conquista, siete en coches y seis en motos. Una vez más aparecerá como el principal atractivo de la competencia, que comenzará pasado mañana en Lima, Perú, y culminará el 20 de enero en Córdoba.

Peugeot, KTM y Kamaz tratarán de extender su reinado luego de sus excelentes performances en 2017. En esta edición se erigen como los principales favoritos.

En el itinerario de cerca de nueve mil kilómetros volverán a resaltar los grandes competidores. Entre los coches, al lote de la marca del León y Monsieur Dakar se añadirán otros baluartes como Sebástien Loeb, Cyril Despres y Carlos Sainz. Este cuarteto de pilotos suma 19 victorias en el Dakar (autos y motos). Acostumbrados a los galardones, el Dream Team intentará despedirse en la cima de esta competencia.

Para contrarrestar el poderío de Peugeot surgen distintos candidatos. Como el reglamento técnico 2018 trajo varias modificaciones y emparejamientos en los pesos de los coches, a la marca francesa le aparecen varias amenazas. Nani Roma regresó a Mini, donde ya se coronó en 2014; allí también confían en la regularidad de Mikko Hirvonen, Bryce Menzies y Yazeed Al-Rajhi.

Por su parte, el veloz jeque catarí Nasser Al Attiyah estará a bordo de una Toyota Hilux, en tanto que Bernhard Ten Brinke surge como una apuesta y mientras además ponen sus fichas en el fondista Giniel de Villiers.

En motos, KTM será el gran rival a vencer. El año pasado la marca austríaca copó los tres primeros lugares, con Sam Sunderland como campeón, el austríaco Matthias Walkner subcampeón y el español Gerard Farrés Guell en el tercer lugar. Ahora, este último competirá con Himoinsa.

Entre los contrincantes de KTM se destaca el español Joan Barreda (Honda). La marca japonesa también cuenta con el portugués Paulo Gonçalves. De las 142 motos inscriptas, 28 de ellas estarán sin asistencia.

La batalla en los cuatriciclos asoma como una de las más apasionantes por su paridad. Ignacio Casale, el defensor del titulo Sergei Kariakin y Rafal Sonik se vislumbran como los principales favoritos.

En los camiones, nuevamente el poderío ruso irá a la vanguardia. Gerard De Rooy, la gran amenaza de Kamaz, no estará presente. Eduard Nikolaev (último vencedor), Dmitry Sotnikov, Airat Mardeev y Anton Shibalov componen la potente armada.

Por último, la categoría UTV (Utility Task Vehicle o Vehículos Utilitarios Todo Terreno), incorporada el año pasado, no cuenta con un claro candidato. La pareja brasileña campeona en la única actuación no revalidará su título. Leandro Torres y Lourival Roldan alegaron cuestiones económicas y familiares para explicar su ausencia. Así, la fotógrafa italiana Camelia Liparoti encabeza el listado, seguida de otro brasileño que intentará hacer historia, Reinaldo Varela. El peruano Juan Carlos Uribe tendrá el compromiso de llevar las riendas de la competencia en las dunas de su país.

Entre las mujeres también se destacan las motociclistas españolas Laia Sanz y Rosa Romero. En el rubro autos, a ellas se suman la argentina Alicia Reina y otra española, Cristina Gutiérrez.

Las esperanzas albicelestes

Cuando los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli se alejaron del Dakar (aquel fue el último en consagrarse, en 2016), ya no hubo vencedores argentinos en las diversas categorías. De todas maneras, en 2018 aparecen algunos apellidos con aspiraciones de podio: Federico Villagra (camiones, Iveco), Kevin Benavides (motos, Honda) y Jeremías González Ferioli (cuadris, Yamaha). En esta última categoría también sueña con llegar alto Pablo Copetti.

En UTV, Leonel Larrauri (CAN-AM Maverick) debutará en el Dakar. El santafecino, oriundo de Granadero Baigorria, es sobrino de Oscar “Poppy” Larrauri, expiloto de F1.

El dominio de Francia

Los galos dominan holgadamente el historial: cosecharon 49 títulos a lo largo de las 40 ediciones y entre las cinco categorías. Muy lejos, en el segundo lugar figura Rusia con 15 galardones y en el tercero se sitúa Italia con ocho.

Sebastien Loe, compañero y rival del favorito

El piloto francés Sebastien Loeb, correrá con otro Peugeot del equipo oficial que encabeza Stéphane Peterhansel y confía en hacerlo “un poco mejor” respecto a su segundo puesto del año pasado, declaró a AFP. Aquella fue su segunda actuación en el Dakar, después de haber debutado con un 9º puesto en 2016. Loeb fue nueve veces campeón del Mundial de Rally (World Rally Championship).

“No es velocidad pura, está también la navegación”

“Siempre es difícil hacer un pronóstico con el Dakar, ya que hay muchos parámetros que entran en juego”, analizó Loeb. “Lo vimos el año pasado, cuando pudimos pelear arriba. No sólo es cuestión de pilotear. El año pasado nos dimos cuenta de que el objetivo no es siempre ir lo más rápido posible. A veces hay que tener un poco de paciencia”.

(Fuente: La Nación)